Galletas sin aceite de palma

El aceite de palma está más que nunca en el centro de la polémica de la opinión pública, pero ¿qué es lo que realmente sabemos de él? Una familia puede llegar a consumir más de 17 kg de aceite de palma al año al comer productos con aceite de palma.

El aceite de palma, ¿puede llegar a hacernos daño?

El aceite de palma (artículo de la wikipedia) es un aceite comestible extraído de los frutos de Elaeis guineensis o palma africana. Este aceite contiene casi un 50% de ácidos grasos saturados (principalmente, ácido palmítico), un 40% de ácidos grasos monoinsaturados (principalmente, el ácido oleico) y un 10% de ácidos grasos poliinsaturados. Por lo tanto, tiene 4 veces más grasa saturadas que el aceite de girasol y 5 veces más que el aceite de oliva.

Su componente mayoritario, el ácido palmítico, es un ingrediente que está muy presente en la vida de los seres humanos. Se encuentra en el componente graso de la leche materna y las leches artificiales de fórmula también lo contienen. El ácido palmítico ayuda a absorber minerales como el calcio y mejora la digestión de nutrientes.

El aceite de palma está en más del 50% de los productos del supermercado

Es el aceite vegetal más consumido del mundo con casi un 45% del total. Está destinado, principalmente, a la elaboración de productos alimenticios (80%), a la formación de productos cosméticos o a la elaboración de biodiesel. Actualmente, se sabe que el aceite de palma está en más del 50% de los productos que se encuentran en los supermercados, aunque no es un componente de la dieta mediterránea, como la bollería, las galletas, la comida precocinada, las salsas, las margarinas o los congelados, ya que aumenta la estabilidad y homogeneidad de los alimentos.

El aceite de palma está presente en cosmética y otros productos de uso diario. Por ejemplo, el 10% de los jabones, algunos detergentes líquidos y algunas velas lo incorporan. En cosmética, su uso se debe al precio, ya que, su precio es 100 veces menor que el aceite de rosa mosqueta, por ejemplo.

El precio bajo del aceite de palma ha disparado su consumo

Precisamente el precio es el que ha disparado el consumo del aceite de palma en la última década. El aceite de palma tiene un coste de 665€ por tonelada, mientras que el aceite de girasol o el aceite de oliva cuestan 735€/tonelada y 3.800€/tonelada, respectivamente. Por lo tanto, su precio es casi 6 veces menor que el de aceite de oliva y esto ha hecho que el consumo se haya multiplicado por 17 entre los años 2000 y 2016 en España pasando de 54.000 toneladas al año a 935.000 toneladas al año.

El impacto medioambiental del cultivo del aceite de palma

Uno de los problemas del aceite de palma que se ha hecho más popular y viral es el impacto medioambiental que conlleva. El cultivo de la palma africana se realiza, en un 85%, en países tropicales como Indonesia y Malasia. Este cultivo se ha asociado a la desforestación de los bosques tropicales y a la pérdida de biodiversidad. El 70% y el 50% de plantaciones en Indonesia y Malasia se encuentran en zonas donde antes era bosque tropical. Los orangutanes, que viven en bosques tropicales, son algunas de las especies más afectadas. Si el consumo mundial de aceite de palma se mantiene y la desforestación sigue a este ritmo, se calcula que los orangutanes desaparecerán en unos 15 años.

Aunque los problemas del aceite de palma son los que más repercusión han tenido, también tienen algunas ventajas por las que se ha extendido su uso:

PROS

  • No es tóxico
  • Es económico y asequible
  • Da estabilidad y homogeneización a los alimentos
  • Potencia el sabor de otros ingredientes
  • Contiene vitaminas liposolubles (vitaminas A y E)
  • No se ha demostrado que las poblaciones asiáticas que lo han consumido durante siglos sufran más cáncer o ateroesclerosis
  • Casi el 45% de la población mundial lo consume

CONTRAS

  •  Altera el perfil lipídico del organismo.
  • Su consumo elevado aumento el colesterol y el riesgo a padecer ateroesclerosis (el origen de todas las enfermedades cardiovasculares)
  • Supone una mayor propensión a la aparición de obesidad
  • Supone una mayor propensión a la aparición de diabetes
  • Altera la microbiota intestinal
  • Afecta al hígado porque las grasa saturadas, obesidad y diabetes terminan por provocar el síndrome metabólico
  • Se cree que puede llegar a ocasionar cáncer

¿Somos conscientes que compramos productos con aceite de palma?

Si se usa aceite de palma en la fabricación de un alimento, debe aparecer en la lista de sus ingredientes desde el Reglamento (UE) Nº1169/2011, de diciembre de 2014, en el cual se debe identificar el origen del aceite o grasa vegetal. Sin embargo, algunas marcas han encontrado la manera legal de evitar poner “aceite de palma” en las etiquetas de los productos con aceite de palma y tiene más de 28 nombres distintos para ocultarlo como oleína de palma, palmato de sodio, tristearina, o bien, lauril glucósido de palma.

Lo que es más sorprendente viendo la situación actual es que el mercado de galletas, cereales, pan y bollería industrial superó los 2.348 millones de euros el año 2016 incrementando un 1,5% respecto el año anterior. Las galletas ocupan el primer lugar con unas ventas de 940 millones de euros. Por lo tanto, pese al aumento de preocupación por los alimentos con aceite de palma, el consumo de bollería, y en especial galletas, no para de aumentar.

Pero la gran pregunta es ¿dónde podemos encontrar galletas sin aceite de palma?

VenPharma presenta la renovada gama de galletas Fibretten, que son unas galletas sin aceite de palma que, además, tienen un alto contenido en fibra. Todos los beneficios de los alimentos con fibra y con la seguridad que son galletas sin aceite de palma. Estas galletas llevan aceite de girasol alto oleico y cuentan con un 13% de fibra alimentaria. El aceite de girasol alto oleico es rico en este ácido graso monoinsaturado haciéndolo más estable al calor, mejor conservante y más resistente a la oxidación.

Por otro lado, estas galletas son un alimento rico en fibra. Se sabe que el cuerpo no dispone de las enzimas necesarias para descomponer la fibra, de manera que es expulsada al final del recorrido digestivo limpiando el organismo y colaborando con la flora intestinal.

Por lo tanto, VenPharma presenta la nueva receta de sus galletas Fibretten, que son galletas sin aceite de palma que reúnen todos los beneficios del aceite de girasol alto oleico y de la fibra alimentaria:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *