Malvavisco

Malvavisco

Malvavisco, Althaea officinalis

 

Parte de la planta utilizada

Raíz o hoja desecadas, enteras o cortadas.

 

Indicación de uso del Malvavisco

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional de su raíz para el tratamiento sintomático de la irritación oral o faringea asociada a tos seca y para el alivio de las molestias gastrointestinales.

La raíz, hoja, y flor del malvavisco se usa de forma tradicional para el estreñimiento, molestias funcionales del aparato digestivo y como antitusivo. También se puede usar de forma tópica como antiinflamatorio de la piel o de la mucosa bucofaríngea.

 

Propiedades del Malvavisco

Tiene propiedades demulcentes, es decir, alivia la irritación de las mucosas. Sus mucílagos recubren la mucosa, especialmente la orofaríngea, protegiéndola de las inflamaciones locales, reduciendo la irritación y la tos y favoreciendo la rehidratación. También presenta actividades bactericidas, expectorantes y relajantes.

Contiene una gran cantidad de colina, que es una sustancia ideal para mantener la memoria. Asegura una buena transmisión de impulsos nerviosos.

 

Curiosidades del Malvavisco

Es una planta originaria de Asia y Europa. Se encuentra en zonas de costa, ya que es resistente a los ambientes salinos. Se pueden cocer sus hojas, o bien, usarlas crudas en ensaladas.

El filósofo Teofrasto aseguró que su raíz se consumía en una bebida para aliviar la tos. Es una planta que hace más de 2000 años que se usa por sus propiedades medicinales.

El malvavisco se ha usado, a lo largo de la historia, para curar en forma de cataplasma. Se ha puesto encima de heridas y picaduras de insectos por su poder antiinflamatorio y cicatrizante.

Por otro lado, la receta tradicional de la golosina llamada “nube” usaba un extracto de la raíz mucilaginosa de la planta en lugar de gelatina.

La versión 6 del sistema operativo móvil Android también toma el nombre inglés de esta planta, Marshmallow.

 

Deja un comentario

Menú de cierre