¿Te resfrías habitualmente? ¿Tienes problemas de garganta? ¿Buscas un remedio natural que no tenga efectos negativos secundarios y que resulte realmente eficaz? Tanto para la prevención como para el tratamiento de gripes, resfriados, catarros y sus síntomas asociados, debes conocer las propiedades del própolis.

¿Qué es el propólis y para qué sirve?

El própolis es una sustancia que elaboran las abejas a partir de las resinas y otros elementos extraídos de las plantas. Las personas podemos tomar perfectamente esta sustancia. El própolis destaca por sus innumerables propiedades para la salud y, especialmente, por su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico.

Entre otras cosas, se usa para solucionar patologías de la piel como quemaduras, eccemas, dermatitis e infecciones por hongos. Su poder antiséptico hace que también se recomiende para el tratamiento de afecciones bucales.

De todos modos, una de las aplicaciones más importantes del própolis es su capacidad para combatir resfriados y otras enfermedades respiratorias. Sus propiedades antibacterianas y expectorantes ayudan a eliminar el virus lo antes posible y, además, también cuenta con principios activos antiinflamatorios y anestésicos que alivian las principales patologías de la garganta, como faringitis o laringitis. En este sentido, es importante valorar su interacción con algunas plantas que potencian sus efectos.

El malvavisco

El malvavisco es una planta muy usada en medicina natural por su capacidad para suavizar la piel y las mucosas. Por esta razón, es especialmente recomendada en el tratamiento del dolor de garganta y de la tos.

Además, también es un excelente expectorante. Ayuda a eliminar las flemas que pueden acabar empeorando una enfermedad respiratoria.

El tomillo

Aunque la mayoría de nosotros conocemos el tomillo como un condimento de la comida, la verdad es que esta planta es un poderoso agente antiséptico. El tomillo es capaz de destruir los microbios y bacterias. Por lo tanto, si tienes una infección en la garganta, hacer gárgaras con una infusión de tomillo te ayudará a aliviarte.

El pino

Los principios activos que contiene el pino hacen que su infusión sea una gran ayuda a la hora de tratar los síntomas derivados de enfermedades pulmonares y respiratorias. Ayuda a abrir las entradas de aire en el cuerpo. Por lo tanto, a que respires mucho mejor de manera natural. Puedes tomarlo solo o añadir unas hojas a la infusión que uses habitualmente para tratar tus resfriados.

El eucalipto

Sin duda, uno de los tratamientos naturales por excelencia de los problemas respiratorios es el eucalipto, ya sea en forma de infusión, vahos o aceites esenciales. Sus propiedades antisépticas, expectorantes y antiinflamatorias son una gran ayuda para tratar laringitis, rinitis, bronquitis y otras enfermedades asociadas.

La equinácea

Otra de las plantas que no puede faltar en un tratamiento natural de cualquier problema respiratorio es la equinácea. Esta planta tiene propiedades antivirales y, además, permite aumentar las defensas a la hora de prevenir y curar gripes y resfriados.

Vitamina C

Finalmente, no podemos olvidar que algunas frutas y verduras nos aportan la vitamina C necesaria para mejorar nuestro sistema inmunológico y, de esta manera, poder hacer frente mucho mejor a los síntomas de cualquier enfermedad respiratoria

 

Apuntate a nuestra Newsletter
Recibe información, noticias del sector o las ofertas de nuestros productos para tu negocio. Si eres consumidor y quieres estar al día de nuestros productos también recibirás nuestros consejos de Salud y Bienestar.

Síguenos en nuestras redes para estar al día

Menú de cierre