El aceite de romero es uno de los favoritos entre los remedios naturales para cuidar de nuestro organismo, especialmente para la piel. Proviene del romero, una planta que sirve también para enriquecer muchos platos. Hoy, te contamos más acerca de este maravilloso vegetal, sus propiedades y su utilización desde tiempos remotos.

Aceite de romero para la piel: beneficios y más

El romero proviene de las zonas del norte de África, Asia y de algunas localizaciones del Mediterráneo. Se conoce desde épocas romanas, de hecho, en la Edad Media se solía esparcir por las tierras para alejar enfermedades infecciosas. En hospitales era habitual que se quemase este vegetal para poder aislarse de las infecciones de los enfermos.

Composición

Puede gozar de una gran concentración en ácidos grasos saludables. Además, también cuenta con minerales y vitaminas liposolubles que pueden ayudar a mantener los tejidos tegumentarios.

Algunos componentes químicos destacados que van a ser protagonistas de sus propiedades son el alcanfor, el b-pineno, el acetato de bornilo y el limoneno. Predominarán los flavonoides, poderosos antioxidantes que actuarán contra los radicales libres.

Usos y forma de empleo

Puedes utilizarlo echando unas gotitas en tus yemas de los dedos y aplicándolo en forma de masaje sobre la piel, especialmente sobre el rostro. Para potenciar su actuación, puedes aplicarlo en las noches, para que se absorba adecuadamente durante las horas de sueño.

Por otro lado, puedes combinarlo con otros aceites, como el de almendras o el de oliva. Procura evitar su utilización sobre las estructuras del ojo, pues pueden llegar a irritarse. Asimismo, puedes utilizarlo sobre heridas que estén en proceso de cicatrización.

Propiedades del romero principales

Es un poderoso remedio antienvejecimiento que ayuda a regenerar tus células de la piel. Al contener una gran concentración en antioxidantes puede ayudarte a retrasar el envejecimiento prematuro. Además, ayuda a darle elasticidad, firmeza y jovialidad a este tejido tan expuesto a agentes agresivos del medio ambiente. Cómo no, también puede ayudar a disminuir las líneas de expresión y prevenir el desarrollo de arrugas.

Por otro lado, también es ideal al hidratar la piel. Como contiene ácidos grasos saludables, puede ayudar a “sellar” las capas de la piel para evitar el escape de agua. De hecho, la grasa puede ayudar a formar las membranas de las células.

Además, es un poderoso antiinflamatorio y antibacteriano natural. Puede ayudar a reducir el enrojecimiento e inflamación producidos por infecciones bacterianas, como pueden ser las responsables del acné.

Asimismo, es un poderoso cicatrizante que puede ayudar a reparar los daños producidos por los granos, dermatitis y otras enfermedades. Al permitir regenerarse la dermis, puede ayudar a cicatrizar heridas mucho más rápido, sin dejar marcas o manchas. También puedes utilizarlo para estrías que hayan aparecido de forma reciente.

Por último, puede ayudarte a estimular la irrigación sanguínea, produciendo una mayor nutrición y protección. Sin duda, te encantará la sensación de frescura que te dejará.

El aceite de romero es un producto predilecto para calmar la piel y mantenerla siempre viva. No cabe duda de que no puede faltar en tu rutina diaria de cuidado de piel, así que pruébalo.

Apuntate a nuestra Newsletter
Recibe información, noticias del sector o las ofertas de nuestros productos para tu negocio. Si eres consumidor y quieres estar al día de nuestros productos también recibirás nuestros consejos de Salud y Bienestar.

Síguenos en nuestras redes para estar al día

Menú de cierre