Sistema digestivo y sus partes

El sistema digestivo comprende muchos procesos que se producen en nuestro organismo. Va desde que ingerimos comida hasta que expulsamos los desechos derivados de estos consumos mediante las heces.

Por lo tanto, está claro que se trata de una de las funciones más importante que tiene que realizar nuestro cuerpo cada día en varias ocasiones. De hecho, es tan básica para nuestra existencia que sino se realiza, el cuerpo no se puede alimentar, hidratar ni expulsar los restos que estos procesos van generando. 

La digestión supone acciones bien engranadas. Se combinan las funciones ordenadas y coordinadas de distintos órganos. Cuando alguno de estos falla, se pueden producir dolorosas y peligrosas enfermedades.

Por consiguiente, vale la pena que estés atento al funcionamiento de la digestión, que vamos a explicarte. No le quites importancia puesto que de la digestión, entre otros procesos, depende tu salud.

El sistema digestivo y sus partes

Toma nota de las fases que, como secuencias perfectamente ordenadas, implican que la digestión llegue a buen término. De esta manera, conocerás mejor las funciones de unos órganos que son claves para tu supervivencia.

El proceso de la digestión empieza en la boca. Entre la lengua y los dientes van a triturar los alimentos. Esto permite que se forme un bolo que podrá avanzar por los distintos conductos del organismo. La saliva es fundamental, ya que contiene enzimas que ayudan a su formación.

A través del esófago,dicho bolo llega al estómago. El estómago es el órgano más importante de la digestión y tienen una capacidad de litro y medio. En el estómago, se perfecciona la trituración del bolo e incluso se produce su disolución. Las glándulas gástricas del estómago realizan secreciones que contribuyen a seguir la digestión. De hecho, el bolo quedará convertido en el quimo. Pero, ¿qué es el quimo? Se trata de una solución compuesta por partículas de alimentos, enzimas y ácido clorhídrico. 

Posteriormente, el quimo va a descender hacia el intestino delgado, que es un tubo que mide unos siete metros de longitud. Es la fase en la que se va a producir la mezcla del quimo con los jugos como la bilis y los jugos pancreáticos. La bilis es una sustancia producida en el hígado que ayuda a descomponer las grasas procedentes de los alimentos. Esta mezcla tiene lugar en el duodeno. El quimo se transforma entonces en quilo. Y ¿qué supone? Los nutrientes contenidos se absorben a través de la mucosa del intestino delgado.

Y, por último, el quilo, que se va a encontrar más disuelto, acaba en el intestino grueso. Por su parte, los alimentos que no han sido digeridos van a salir del cuerpo a través de las heces y por el ano.

Conviene que tu proceso digestivo se realice en condiciones

VenPharma presenta su nueva gama Vengest, que es una gama de complementos alimenticios naturales para el sistema digestivo, hepático e intestinal. Vengest quiere que tu digestión resulte más ágil y saludable.  Y ¿cómo lo logramos? Mejora tus digestiones pesadas después de una comida copiosa, cuida el bienestar de tu flora intestinal y mantén la salud de tu hígado.

Por ejemplo, te aconsejamos el consumo de las galletas Fibretten originales, que son unas galletas sin aceite de palma, con sabor a miel y con alto contenido en fibra, que te van a ayudar a mejorar tu tránsito intestinal. También puedes encontrar las galletas Fibretten vitaminadas, que son galletas sin aceite de palma con sabor a canela y con alto contenido en fibra y vitaminas.

En definitiva, tu sistema digestivo es indispensable para tu bienestar, así que empieza a cuidarlo con los productos VenPharma.

 

Apuntate a nuestra Newsletter
Recibe información, noticias del sector o las ofertas de nuestros productos para tu negocio. Si eres consumidor y quieres estar al día de nuestros productos también recibirás nuestros consejos de Salud y Bienestar.

Síguenos en nuestras redes para estar al día